Comunicae

El neobarroco mexicano de Ulises Indio, historia y misticismo en la piel

/COMUNICAE/

 El neobarroco mexicano de Ulises Indio, historia y misticismo en la piel

Ulises González es un artista mexicano, que se caracteriza por su icónico proceso creativo repleto de magia y misticismo. Su pasión por la historia, el arte y la cultura de México, son reflejo de la autenticidad que caracteriza sus dibujos, gráficas y tatuajes. Actualmente encabeza su propio estudio “Amorindio” espacio en el cual convergen 13 artistas locales e invitados nacionales e internacionales

Ulises González es un artista visual y tatuador mexicano del que vale la pena hablar. Sus cimientos son sólidos, al igual que el camino recorrido. Como parte importante de su formación, estudió la carrera de artes plásticas y visuales en la Escuela Nacional de Pintura, Escultura y Grabado “La Esmeralda”, icónica institución que ha visto nacer emblemáticos artistas mexicanos contemporáneos. Inspirado por la historia, el arte y la cultura de México, Ulises inició su carrera como tatuador a la par en el año 2016. Su pasión por la historia, el arte y la cultura de México, son reflejo de la autenticidad que caracteriza sus dibujos, gráficas y tatuajes.

La producción artística de Ulises Indio, no es casualidad. Es sinónimo de esfuerzo, constancia y amor por la cultura mexicana, aspectos que hacen que su proceso creativo esté repleto de magia y misticismo. Ulises explora formas de utilizar y resignificar elementos característicos de la cultura popular mexicana, con un especial enfoque en la idiosincrasia y el sincretismo. Fascinado por la inmensa variedad cultural de la Ciudad de México, su atracción por los mercados e iglesias, son piedra angular en la esencia de su obra. A través de su trabajo es posible entrever sus referencias de retablos, monografías, rótulos, tarot, artesanías, figurillas prehispánicas y una atascada colección de imágenes religiosas.

Desde muy joven, Ulises se ha sentido atraído por las imágenes y los textos místicos. Desde niño su entorno familiar estuvo muy influenciado por una fuerte devoción: desde el tradicional catolicismo mexicano, hasta prácticas budistas o la adoración a la Santa Muerte, y aunque no se considera particularmente religioso, sus intereses artísticos están marcadamente influenciados por el esoterismo, el chamanismo y el cristianismo dando como resultado un trabajo artístico que enuncia el misterio y la devoción.

Parte importante de su personalidad como artista encuentra un lugar especial en la historia y el arte de México, especialmente de la época prehispánica y novohispana. Para Ulises son grandes fuentes de inspiración. Su primer acercamiento a las artes, fue a través del muralismo mexicano y de las artesanías, oficio que aprendió en su adolescencia y sigue practicando específicamente en bordados y tejidos. De la misma forma que las pinturas y las calles de México no pueden negar el legado de España, el trabajo de Ulises tiene una evidente influencia del grabado y la pintura europea, Ulises intenta hacer sus propias interpretaciones a través de sus querubines de rasgos deformes y esculturas zapotecas coronadas de ornamentos barrocos.

Porque llamarse Indio
Ulises recuerda como su interés por la cultura indígena, sus rasgos y hasta por su forma de vestir, sus amigos e incluso familiares en muchas ocasiones le hacían burla y solían nombrarlo “indio”. En realidad su descendencia indígena aunque la atesora, es lejana y se encuentra desdibujada por tres generaciones, ya que su crianza se desarrolló en un contexto plenamente urbano-periférico, al ser originario de Ecatepec. Aun así, Ulises hizo de estos comentarios despectivos un elemento clave de su identidad e inspiración.

Sobre su estilo, inspiración y técnica
Parte importante de su personalidad como artista encuentra un lugar especial en la historia y el arte de México, especialmente de la época prehispánica y novohispana. Para Ulises son grandes fuentes de inspiración, al igual que la historia del arte mexicano, Su trabajo tiene una evidente influencia del grabado y la pintura europea, Ulises intenta hacer sus propias interpretaciones a través de sus querubines de rasgos deformes y esculturas zapotecas coronadas de ornamentos barrocos.

En el mundo del tatuaje su estilo se conoce como “blackwork” que es un estilo donde se trabaja únicamente tinta negra con acabados definidos de líneas y contrastes. Técnicamente el trabajo de Ulises destaca por la limpieza y precisión de sus tatuajes, también de sus achurados impecables, claramente influenciados por el grabado. Sin embargo, actualmente prefiere enfocarse en sus propios diseños para poder imprimir todas estas referencias e intereses que lo inspiran, pero sin dejar de lado los recursos técnicos que caracterizan su trabajo y que han capturado la atención fuera y dentro del país.

¿Qué esperar este 2021? Proyectos y colaboraciones especiales:

– Mayo: Presentación del libro de poemas INOPIA de Gustavo Samano Lara. Ilustrado por Ulises Indio.

– Mayo: Seminario de dibujo y tatuaje impartido en Amorindio.

– Junio: Visita Guadalajara – Artista invitado en Superficial estudio e Indigo Collective.

– Julio: Presentación de la publicación impresa “Libre de todo mal”. Este proyecto es una reflexión gráfica a partir de su colección de más de 150 jabones esotéricos del mercado de Sonora, narrada a través de entrevistas, fotos, tatuajes y esculturas.

Para más información sobre el trabajo de Ulises visitar:

https://www.youtube.com/ulisesindio

www.ulisesindio.com

www.amorindio.com

Redes sociales:

Tatuajes @ulises_indio

Su obra @ulises_gonzalezg

Estudio @amorindio_

Vídeos
Tatuaje creado por Ulises Indio: Monja coronada

Fuente Comunicae


Source: Comunicae

About the author

admin